El Nobel de medicina y los católicos | Razones para creer

De Razones para creer, por Rafael de la Piedra

El premio por la investigación sobre las células estaminales y el beneplácito del mundo católico: «Se puede hacer ciencia sin destruir la vida»

ROMA

«Viva satisfacción» entre el mundo católico por la noticia los nuevos vencedores del Premio Nobel de medicina: los científicos Shinya Yamanaka y John Gurdon, que han llevado a cabo investigaciones importantes sobre las células estaminales adultas. «Un Premio –afirma la Radio Vaticana– que nunca como este año aclara una división que surgió hace años en el mundo de la investigación médico-científica sobre las células estaminales: por una parte, los que apostaban exclusivamente por las embrionales, para utilizarlas e, inevitablemente, suprimir la vida del embrión mismo; por otra, los que han estudiado las células adultas, por lo demás con resultados mucho más eficaces».

«Las células estaminales –subraya el cardenal Elio Sgreccia, presidente emérito de la Pontificia Academia para la Vida y fundador del Centro de Bioética de la Universidad Católica– dieron primero, y mucho más significativamente, sus resultados. Sobre las células estaminales embrionales, en cambio, sigue en pie la grave prescripción ética, porque se debe pasar a través de la muerte del embrión para lograr obtener estas células».



www.youtube.com/watch?v=REQ1FO33Ix4

Según el cardenal Sgreccia, «además, no se ha obtenido todavía ningún éxito, mientras muchos centros insisten, nacionales e internacionales, en subvencionar y gastar dinero en vez de ponerlo a disposición en donde podría dar fruto».

«Estos estudios indican cómo la investigación y la ética se pueden conjugar virtuosamente, para llegar a resultados auténticos y científicamente fundados, y llegar, de esta manera a nuevos métodos para curar enfermedades», afirmó el profesor Lucio Romano, presidente de la Asociación italiana Ciencia y Vida que «apoya desde siempre la investigación con las células estaminales adultas: una investigación que respeta la dignidad del hombre, cuyas ventajas clínicas están demostradas y documentadas».

Según el profesor Romano, el nuevo Premio Novel de medicina, «demuestra que se puede hacer investigación sin considerar a los embriones como mero material de laboratorio, sin caer en una lógica utilitarista y reduccionista según la cual el ser humano, en sus primeras fases de la vida, no sería más que un producto del cual obtener el máximo rendimiento. La reprogramación de las células estaminales adultas –concluye Lucio Romano– concilia las exigencias y los progresos de la investigación científica con la absoluta e incondicional dignidad de cada ser humano».



www.youtube.com/watch?v=3OohORenQ28

Comparte este contenido en: Twitter | Facebook | digg | buzz

Anuncios

Comenta, cíñete al tema del post, respeta, sigue las netiquetas.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: