Archive for ‘c:Espiritualidad’

11/03/2013

En oración con la Iglesia por el cónclave

Este blog se une a la oración de toda la
Iglesia, Católica, Apostólica y Romana,

agredeciendo el entrañable y firme ministerio en la fe de
su Santidad, Benedicto XVI,

e implorando humildemente a la Misericordia Divina por este cónclave,
para que de él surja el Pastor bueno que Su corazón desea.

Y lo hacemos desde el regazo de nuestra Madre y Señora,
la Reina de los Apóstoles.

vía “yo soy Iglesia http://yosoyiglesia.blogspot.com/2013/03/en-oracon-con-la-iglesia-por-el-conclave.html”

23/05/2011

Libertad interior (@conoZe)

Quiero compartir este extracto del maravilloso artículo de Alfonso Aguiló en conoZe.com (http://www.conoze.com/doc.php?doc=2390):

El deseo de libertad que hay en el corazón del hombre le impulsa a traspasar los límites dentro de los cuales se siente como encerrado. Queremos aumentar nuestro poder de transformar la realidad. Pero ese ansia de libertad no siempre encuentra el modo de realizarse. Hay ocasiones en que se presentan circunstancias externas objetivas que nos oprimen, y que queremos y debemos procurar cambiar, pero hay otras ocasiones en que nos engañamos y echamos la culpa a lo que nos rodea cuando el problema (y la solución) están dentro de nosotros. Es nuestro corazón quien está prisionero de sus egoísmos y sus miedos, el que debe cambiar, el que debe afrontar la dureza de la vida, el que debe conquistar su libertad interior y no consentirse huir de la realidad para refugiarse en la fantasía o en el victimismo.

Una de las paradojas de la libertad interior es –en expresión de Jacques Philippe– que ser libre es también aceptar lo que no se ha elegido. El hombre manifiesta la grandeza de su libertad cuando transforma la realidad, pero también cuando sabe aceptar la realidad que día tras día le viene dada. Aceptar las limitaciones personales, la propia fragilidad, las situaciones y frustraciones que la vida nos impone, son modos de hacer crecer nuestra propia libertad interior, pues en ese ámbito personal podemos llegar a ser mucho más dueños de nuestras reacciones, y por tanto más libres.

Cuanto más dependamos de sentirnos listos o poderosos o atractivos, como ese gran genio de la televisión, o como ese multimillonario de moda, o como la última top-model del momento, más difícil nos resultará esa necesaria aceptación distendida de nuestra realidad, que ha de ir unida a una firme determinación de mejorarla. La verdadera libertad interior tiene mucho que ver con superar las numerosas «creencias limitadoras» que puedan haberse instalado en nuestra mente (jamás saldré de esto, no valgo para aquello, siempre seré así, soy incapaz de hacer tal cosa…), que no son aceptación de nuestra limitación sino más bien fruto de nuestras heridas, de nuestros temores y de nuestra falta de confianza en nosotros mismos.

Aceptar con humildad nuestro ser, dependiente del Ser. Quien es humilde está en la Verdad, y la Verdad nos hará Libres.

Por favor, léelo completo en http://www.conoze.com/doc.php?doc=2390

05/05/2011

Pablo Domínguez Pbro. Protagonista de “La última cima”

He descubierto en Youtube perlas del sacerdote Pablo Domínguez, fallecido en Febrero del 2009 en la “Cima” del Moncayo.
Protagonista del film documental sobre su vida “La última Cima“.

Después de ver la película me quedé con ganas de oirle a él, en persona, hablar de Dios, de su experiencia espiritual y racional. Y he aquí que mi hijo fue el que me enseñó estas perlas publicadas en Youtube.

Es un regalo para el espíritu y para la inteligencia.
(La recoplicación puedes verla directamente en Youtube pulsando aquí)

01/05/2011

May Feelings IV (TOTUS TUUS. ¡A la santidad por María!)


There are secrets that deserve to be revealed
Hay secretos que merecen ser desvelados

(By Belomasán. Suscríbete a su canal en Youtube)

01/05/2011

May Feelings III (¡Gracias, Sacerdote de Cristo!)


We already know that we are not alone;
now, they need to know that they are not alone.
Nosotros ya sabemos que no estamos solos,
ahora, ellos tienen que saber que no están solos.

(By Belomasán. Suscríbete a su canal en Youtube)

01/05/2011

May Feelings II (¿Rezas el Rosario?)


I pray the Rosary. Do you? Just think about it
Yo rezo el Rosario. ¿Y tú? ¡Piensa en ello!

(By Belomasán. Suscríbete a su canal en Youtube)

01/05/2011

May Feelings (¿Rezas el Rosario?)


Young people committed to support an exceptional person! ¿Why?
¡Jóvenes comprometidos apoyan a una persona excepcional! ¿Por qué?

(By Belomasán. Suscríbete a su canal en Youtube)

21/04/2011

El Santo Padre nos interpela: «¿Acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y lejanía de Dios?»

El Santo Padre nos interpela: «¿Acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y lejanía de Dios?».

Interpelación de Benedicto XVI a los cristianos de Occidente, en la Misa Crismal 2011

¿Somos verdaderamente el santuario de Dios en el mundo y para el mundo? ¿Abrimos a los hombres el acceso a Dios o, por el contrario, se lo escondemos? Nosotros –el Pueblo de Dios– ¿acaso no nos hemos convertido en un pueblo de incredulidad y de lejanía de Dios? ¿No es verdad que el Occidente, que los países centrales del cristianismo están cansados de su fe y, aburridos de su propia historia y cultura, ya no quieren conocer la fe en Jesucristo?

20/04/2011

maslibres.org (iniciativa en HO por la libertad religiosa)

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Desgraciadamente, es la pregunta que más oiremos o recibiremos por email, o en nuestro muro, o TT o RT, … en los próximos días, semanas, meses, …:

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Un derecho fundamental, tan básico e inherente al “ser” “humano” de todo ser humano; el derecho al sentir, al vivir su religiosidad, su comunión con Dios en comunidad con los hermanos, está siendo atacado, vulnerado por aquellos que se han erigido a sí mismos en paladines de la libertad (tiranía y esclavitud), de la igualdad (tabla rasa) , del progresismo (añejo anti-Dios, atávico anti-cristianismo), de una intelectualidad (petrificada y miope), …

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Yo acabo de hacerlo. En el sitio que HazteOir.org ha preparado a tal fin. Un sitio de alerta de vulneraciones a la libertad religiosa desde todos los estamentos de esta, nuestra sociedad:
maslibres.org

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Lo que está en juego no es sólo nuestra libertad, no es sólo la vulneración de nuestros derechos, …;

lo que está en juego es el futuro de nuestros hijos, de la generación que nos seguirá, de las generaciones siguientes.

¿Vamos a condenarles a vivir su fe en catacumbas de nuevo; a expresarla en locales o domicilios clandestinos?

¡Que Dios les dé (nos dé a todos) la fuerza, la fidelidad, la docilidad a su Palabra y su Amor, para conseguir dar testimonio de su Hijo hasta el final!

20/04/2011

Algo escrito en la tierra

En el blog de Bruno Moreno en Infocatólica, Espada de doble filo, he leido algo que para mí ha resultado una auténtica joya de reflexión evangélica, digna de la más subida teología cristiana: la interpretación que hace Arturo Picatoste del pasaje evangélico en el que Jesús escribe en la tierra mientras espera respuesta de los que están dispuestos a lapidar a la mujer adúltera.

Una hermosa ligazón la que realiza Arturo Picatoste entre Jesús y las profecías del Antiguo Testamento. Una más, ya que el Antiguo Testamento no deja de ser una profecía de la venida del Redentor.

Os dejo con esta joya.


 

Algo escrito en la tierra
Por Arturo Picatoste

Todos conocemos el pasaje de Jesús con la mujer adúltera a la que querían lapidar. Lo más famoso de ese pasaje evangélico es la frase que se ha hecho popular: El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Junto a dicho momento, hay otro momento muy singular y que siempre ha provocado curiosidad, ha llamado la atención, ha permanecido en la oscuridad como algo inexplicable, como si fuera un juego o algo sin importancia: Jesús antes y después de dicha frase contundente se pone a escribir algo en la arena, en el polvo del camino. El pasaje es exactamente así:

Mas Jesús se fue al monte de los Olivos. De madrugada, se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que tire la primera piedra». E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor». Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más». Jn 8, 1- 11.

Como decimos, todo este pasaje tiene una riqueza teológica grandísima. Sin embargo, esa actitud de Jesús que repite en dos momentos, la de ponerse a escribir con el dedo en la tierra, siempre ha permanecido en la oscuridad, como si no tuviera sentido: «Cuando los escribas y fariseos se acercan a El para tentarle y tener de qué acusarle, le hacen una pregunta: Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra».

Pero ellos insisten. Parece que no captan o no quieren captar su respuesta con el gesto. Por eso, Jesús habla ahora con su voz: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». Para inmediatamente, volver a hacer el mismo gesto: «E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra».

Es decir, Jesús, da su respuesta clara y rotunda ante la que no pueden hacer nada, entre gesto y gesto, que es el mismo: escribir con el dedo en la tierra, en el polvo del camino. Podemos entender que el gesto y su frase forman un todo. Ambos aspectos se avalan entre sí, dándose fuerza mutuamente.

No es, en ningún caso, un gesto sin importancia, pues Jesús no hace ni dice nada al azar, porque sí. Todo lo que hace brota de lo más profundo de su Corazón. Ya nos enseñó que «La boca habla de lo que rebosa el corazón» (Mt 12, 34). Y los expertos en comunicación siempre han dicho que el ser humano se comunica más por el lenguaje corporal, por gestos, que por la misma palabra hablada.

Sin embargo, esos dos gestos de Jesús, los mismos de escribir con su dedo en la tierra, en el polvo del camino, no han sido comprendidos. La Biblia de Jerusalén en sus comentarios dice que queda oscuro el sentido de este gesto.

En mi humilde opinión, creo que el Señor me ha aclarado dicho gesto, pues encontramos plena luz al respecto en el capítulo 17, versículo 13 del Profeta Jeremías:

Señor, tú eres la esperanza de Israel,
todo el que te abandona quedará avergonzado.
El que se aparta de ti
quedará como algo escrito en la tierra,
porque abandonó al Señor,
al manantial de aguas vivas (Jer 17,13)

¿Qué podía significar el gesto de Jesús sino lo que el profeta Jeremías advirtió siglos antes? El que se aparta de ti quedará como algo escrito en la tierra. Jesús, el Señor, la esperanza de Israel, estaba en medio de su pueblo. Sin embargo, los escribas y fariseos le abandonaron: «Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio».

No le supieron reconocer, tener fe y lavar en su Corazón de Misericordia sus pecados: ante su Palabra, no tuvieron más remedio que abandonarle avergonzados, y así, con el gesto y con la Palabra de Jesús, se cumplió la Escritura:

Señor, tú eres la esperanza de Israel,
todo el que te abandona quedará avergonzado.
El que se aparta de ti
quedará como algo escrito en la tierra,
porque abandonó al Señor,
al manantial de aguas vivas (Jer 17,13)

Los escribas y fariseos y todos los que querían lapidar a esa mujer quedaron escritos en la tierra, porque su pecado, su falta de verdadero amor y de fe, les apartó del Señor, el manantial de aguas vivas: «Jesús puesto en pié, gritó: “Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba el que crea en mí”» (Jn 7, 37).


19/04/2011

Oración en la dificultad

Oración en la dificultad.

“No pidáis en vuestras oraciones una existencia fácil;
Pedid sed fuertes.

No supliqueis a Dios que os conceda una carga apropiada para vuestros hombros;
Implorad unos hombros aptos para soportar vuestras múltiples cargas“.

Jacques Bossuet
“Sermones”.

A %d blogueros les gusta esto: