Archive for ‘g:Historia / History’

04/09/2011

La visita del Papa y el espantoso silencio – Reflexiones de un ateo sobre la visita de Benedicto XVI a España

Al hilo de lo vivido estos días atrás, durante la JMJ, me ha resultado muy interesante la reflexión plasmada en este artículo de Felipe Muñoz en el diario sigloXXI: http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/73478/la-visita-del-papa-y-el-espantoso-silencio#.Tl_zGIc9JZQ.twitter

Aunque fue publicado la semana anterior a la visita de nuestro Santo Padre, es, a mi juicio, una reflexión a-temporal. (Lo remarcado en negrita y en rojo en el texto, es mío. El original no tiene marcas.)

 

La visita del Papa y el espantoso silencio

Reflexiones de un ateo sobre la visita de Benedicto XVI a España

Felipe Muñoz Publicado el martes 9 de agosto de 2011, 09:07

Quizá sorprenda a alguno de mis escasos lectores habituales, saber que, personalmente, no creo en Dios. Es más: estoy convencido de que Dios, el Dios cristiano, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, el Dios del que Jesucristo se decía hijo, no existe.

Personalmente

Personalmente, fui católico sincero hasta mi mayoría de edad. Después, ateo y furibundo anticlerical durante la Universidad y algunos años después. Progresivamente, con el tiempo, a base de muchas lecturas, he ido madurando mis opiniones al respecto. A día de hoy, sigo sin creer en Dios y siendo ateo convencido; pero el anticlericalismo se me curó estudiando Historia.

Hago esta reflexión personal, no por la importancia que pueda tener (que no la tiene, salvo para mí mismo), sino para aclarar mi posición de partida para lo que sigue. No creo que a nadie le interese, en realidad, la opinión de tal o cual columnista, si el tal o cual columnista no “desaparece” lo suficiente de su escrito. Es decir, si la columna en cuestión puede funcionar como un peldaño que nos acerque un poquito más a la verdad, y no simplemente como exposición de ideas y pensamientos personales.

El debate en España

Pero, por lo que parece, los españoles sufrimos alguna especie de defecto nacional, que, quién sabe por qué, nos impide tratar hasta de las cuestiones más abstractas sin llevarlas al terreno del ataque personal. Si uno defiende la Idea de España, se le tilda inmediatamente de franquista; si otro defiende a la Iglesia Católica, se busca de inmediato su conexión con el Opus Dei; si un tercero defiende la idea de mercado libre, se le tacha de fascista (Curiosidad: ¿por qué no de anarquista? El fascismo es, al fin y al cabo, una escisión del socialismo y, por tanto, contrario al mercado libre).

En fin, simplemente indicar que no tengo ninguna creencia religiosa y ningún tipo de relación laboral con la Iglesia Católica.

Visita de Benedicto XVI a España

En las circunstancias históricas, políticas y económicas de la España actual, aunque se podía contar con la indiferencia general, no puede dejar de sorprender el rechazo de cierto sector de la población a la visita del Papa Benedicto XVI, a partir del 18 de Agosto de 2011.

Rechazo del catolicismo en España

Vale que la mayor parte de los españoles aún crea a pies juntillas en la leyenda negra sobre la Iglesia Medieval (leyenda que inventaron conscientemente ingleses, franceses y holandeses, contra la España del siglo XVI). Vale que en España exista cierta tradición política anticlerical, de la que los sectores de la Memoria Histórica se sienten todavía orgullosos (ignorando que, en su tiempo, la tradición se convirtió en matanza).

Pasemos, también, de la constatación de que muchos medios de comunicación, hablados o escritos, manipulan por sistema todos los escritos y todas las tomas públicas de posición eclesiásticas (manipulación que se puede evitar fácilmente, acudiendo a los textos íntegros), hasta el punto de que, por ejemplo, la moral sexual católica es reducida a la prohibición del preservativo.

El deber de la hospitalidad hacia el Papa

Pasando por encima de todas estas consideraciones, que consisten, en resumen, en desconocimiento, prejuicio e ignorancia, en primer lugar, España, como país, debe hospitalidad a Benedicto XVI, como la debe a cualquier mandatario, y a cualquier persona en general, que visite nuestro país.

El Papa es gobernante de un país con el que España mantiene relaciones diplomáticas amistosas. Y, a su vez, además de ser uno de los filósofos más importantes de la actualidad, es el líder de una religión que profesa la mayoría del pueblo español y que ha organizado una Jornada Mundial de la Juventud, que reunirá, según las previsiones, a un millón de personas, en pleno acuerdo con el gobierno español.

La Iglesia Católica

Ciertamente, esto resulta obvio. Tanto en la cuestión de las relaciones diplomáticas como por la cuestión de la hospitalidad debida, esa virtud que estamos olvidando. Pero, ciertamente también, Benedicto XVI no viene a España sólo en calidad de gobernante de otro país, sino como líder de una institución internacional de amplia, aunque decadente, influencia. El rechazo a la visita, por parte de ciertos sectores, se centra en esa cualidad de cabeza visible de una institución a la que se moteja de machista y antidemocrática.

Lo cierto es que los argumentos que se utilizan resultan a cada cual más endeble. Si hubiéramos de tener en cuenta la historia de cada país o de cada institución a la hora de recibir a sus mandatarios, no existirían las relaciones diplomáticas en absoluto. La inmensa mayoría de los Estados actuales, si no todos, tiene una historia mucho más sanguinaria que la de la Iglesia Católica (más allá de las leyendas sobre la Inquisición).

Jornada Mundial de la Juventud

Por otra parte, desde el momento en que la Jornada Mundial de la Juventud se planificó de común acuerdo con el gobierno español y respetando todos los trámites legales, sobraban todos los análisis coste/beneficio, que tanto y tan superficialmente han proliferado. El gobierno español, y mucho más el actual, disponía de una excusa fácil para rechazar la organización del evento, alegando los costes de seguridad. Y, si no lo hizo, es lícito sospechar que no fue movido por un irrefrenable ansia, de los gobernantes socialistas, por recibir a Benedicto XVI.

Lo mismo es válido para el “problema” de la ocupación del espacio público, por parte de lo fieles de una religión que, en un estado laico, se supone como cuestión privada. No deja de resultar gracioso que los indignados se hayan quejado de esto. La JMJ ocupará los espacios madrileños ateniéndose a la ley y en virtud de la libertad de expresión.

Sería un punto interesante a estudiar, el proceso histórico por el que se ha ido negando, sobre todo socialmente, pero también legalmente, el derecho de libertad de expresión de las creencias religiosas. Ya dijo Lessing, en su día: “No os atreváis a hablarme de vuestra libertad berlinesa de pensamiento e imprenta. Se limita a la mera libertad de endilgar a la religión cuantos sofismas se desee. Y un hombre honrado tendría que avergonzarse bien pronto de emplear esa libertad”.

La verdad se vota, otra vez

El hecho de que se intente relegar a la religión al ámbito privado y el hecho de que se tacha a la Iglesia Católica de machista y antidemocrática, obedecen al mismo síntoma de decadencia de la cultura occidental, especialmente en España: a la idea de que no existe la verdad, sino que “cada uno tiene su verdad” o lo que es verdad para uno puede no serlo para otro”.

A partir de ahí, la verdad se vota. Ya hablamos una vez de aquella ocasión en la que la existencia de Dios perdió por un solo voto en el Ateneo de Madrid. Se trata de la consecuencia lógica del relativismo: hay que llegar a un acuerdo político sobre las “verdades” en torno a las que nos movemos. De ahí que se pida, de modo absurdo, que la Iglesia se democratice. Como si la democracia fuera un valor en sí mismo: la democracia tiene valor en la medida en que protege la libertad. Y el valor es la libertad, no la democracia.

La Iglesia Católica custodia una verdad

En cualquiera de los casos, la Iglesia Católica, con todos los fieles que la forman, cree firmemente que posee una o varias verdades. Y lo cree del mismo modo que la comunidad científica cree poseer, también, algunas verdades. Sólo que lo que los científicos han extraído de la experiencia, los cristianos creen haberlo obtenido a partir de una Revelación de Dios.

La Iglesia Católica, formada por todos los católicos (no sólo la jerarquía), es, pues, una institución conformada en torno a una verdad absoluta, cuya misión es custodiar. Aquí no cabe una democracia mal entendida: la verdad no se vota, se descubre. No es lo mismo, nada tiene que ver, pensar que ninguna persona tiene la verdad, que pensar que la verdad no existe.

La democracia en la Iglesia

Tampoco hay democracia en la familia, en el ejército o en las comunidades científicas. No la hay cuando se trata, simplemente, de respetar una tradición. Hoy día, la mayor muestra de humildad de la Iglesia está en su negativa a admitir a la mujer en el misterio sacerdotal. Negativa basada, exclusivamente, en una confesada incapacidad para interpretar la Escritura en lo que respecta esta cuestión.

Soy consciente de que todo esto suena muy extraño y anticuado en unos oídos modernos, educados, acostumbrados y machacados con el relativismo de “la verdad de cada uno”. Pero, si son tan amables, le pido que hagan un esfuerzo conmigo.

La salvación y el ámbito privado

Imagínense, por un momento, que ustedes están convencidos, fuera de toda duda, de que el mundo (todas las personas que lo componen), está en peligro. E imagínense que ustedes, a su vez, conocen, fuera de toda duda, la manera de salvar la vida a todos. Y, por último, imagínense que se encuentran con otras personas que creen lo mismo que ustedes y organizan una institución para comunicar más eficazmente, a todo el mundo, la forma de salvarse.

En ese caso, ¿aceptarían tranquilamente que se les pidiera que mantuvieran sus creencias en privado, por “respeto” a los demás? ¿Qué clase de respeto es ésa? ¿No es más respetuoso, a la par que más noble, comunicar a todo el mundo que está en peligro y lo que tiene que hacer para salvarse? Aunque uno contemplase la posibilidad de estar equivocado, ¿no seguiría adelante, de todos modos? ¿No contaría lo que sabe a todo el que quisiera escucharle y aún al que no quisiera?

El cristianismo es público

Pues, exactamente, éste es el caso del cristiano en el mundo de hoy. Cree conocer la verdad más importante de la existencia y, por eso, nos la quiere comunicar. Está en la naturaleza del cristianismo comunicar, dar testimonio de su fe. Y, por eso, el cristiano que vive sus fe sólo en el ámbito privado siempre me ha parecido innoble y, quizá, algo cobarde. Son las personas las que merecen respeto, no las ideas. Y el respeto a las personas, para un cristiano, exige el testimonio de su fe.

La voz de la Iglesia

No estoy de acuerdo con muchas de las posiciones doctrinales de la Iglesia Católica (aunque suelen tener, por lo general, mucho más fundamento de lo que sus críticos reconocen), ni en política, ni en filosofía, ni en moral. Pero, en un mundo que ya no cree en nada (y, por ello, está dispuesto a creer en todo lo que le cuenten), en un mundo que, cuando dejó de creer en Dios, empezó a creer en cosas mucho peores, en un mundo en el que ya no hay sentido, en el que ya no se acepta la ley, la autoridad o la tradición, en un mundo de manipulación de las mentes por los gobiernos, en el que nada tiene valor y todo vale lo mismo, en un mundo lleno de impotencia y sin miedo ni esperanza; en este mundo, la voz de la Iglesia, su mensaje de que existe la verdad, el bien y el mal y de que quizá hay esperanza, se ha tornado especialmente importante.

Jan Ross, periodista del periódico alemán Die Zeit, comentó (en relación a Juan Pablo II, pero válido en todo caso): La voz del Papa ha dado ánimo a muchos hombres y a pueblos enteros; en los oídos de muchos ha sonado también dura y cortante, e incluso ha suscitado odio; pero, si enmudece, será un momento de silencio espantoso.

+ + + +

Quizás Felipe Muñoz está más cerca de Dios, del Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, del Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo, de lo que él mismo piensa.
En cualquier caso, mi respeto a Felipe Muñoz (y mi oración).

Desde mi punto de vista, este certero análisis, quizás adolece de una perspectiva (fruto quizás de esa falta de fe que confiesa el propio autor) adicional.
La animadversión, el ataque, no puede ser contemporizado con la lógica, porque lo que está en liza son poderes que trascienden al propio hombre, tanto para el bien como para el mal.
A los ojos de un mundo sin Dios, la confesión de fe del creyente carece de sentido, de lógica sin entrar en la “lógica” de la fe.
El ataque, la violencia contra los fieles seguidores de Cristo, carece de sentido si se pierde de vista la enemistad eterna del padre de la mentira, del maligno, contra los seguidores del Hijo de Dios encarnado, Camino, Verdad y Vida en Sí mismo.

Esta equilibrada reflexión de Felipe Muñoz, me ha aportado perspectivas al eterno problema de la enemistad irreconciliable entre el Bien y el maligno.

Tenéis, al principio de la entrada, la url directa al artículo.
Encontré el artículo por la referencia de mi amigo Juanjo Romero (De Lapsis – InfoCatólica, conoZe.com, Membretes, …) a una entrada publicada en el blog de Scriptor.org.

Anuncios
28/05/2011

Socialista ateo francés: “Hijo mío, no te eximiré de estudiar religión”

Jean Jaurès.
 

Religión Confidencial publicó el jueves la carta del socilista francés, ateo, Jean Jaurès, fundador del periódico de izquierdas L´Humanité, a su hijo explicándole los motivos por los cuales no le enviaría un justificante que le eximiera de recibir formación en religión.

Merece la pena la lectura íntegra de las razones esgrimidas por el fundador de L´Humanitè:

·

Querido hijo:

Me pides un justificante que te exima de cursar religión, un poco por tener la gloria de proceder de distinta manera que la mayor parte de los condiscípulos y temo que también un poco para parecer digno hijo de un hombre que no tiene convicciones religiosas. Este justificante, querido hijo, no te lo envío ni te lo enviaré jamás.

No es porque desee que seas clerical, a pesar de que no hay en esto ningún peligro, ni lo hay tampoco en que profeses las creencias que te expondrá el profesor. Cuando tengas la edad suficiente para juzgar, serás completamente libre pero, tengo empeño decidido en que tu instrucción y tu educación sean completas, y no lo serían sin un estudio serio de la religión.

Te parecerá extraño este lenguaje después de haber oído tan bellas declaraciones sobre esta cuestión; son, hijo mío, declaraciones buenas para arrastrar a algunos pero que están en pugna con el más elemental buen sentido. ¿Cómo sería completa tu instrucción sin un conocimiento suficiente de las cuestiones religiosas sobre las cuales todo el mundo discute? ¿Quisieras tú, por tu ignorancia voluntaria, no poder decir una palabra sobre estos asuntos sin exponerte a soltar un disparate?

Dejemos a un lado la política y las discusiones y veamos lo que se refiere a los conocimientos indispensables que debe tener un hombre de cierta posición. Estudias mitología para comprender historia y la civilización de los griegos y de los romanos y ¿qué comprenderías de la historia de Europa y del mundo entero después de Jesucristo, sin conocer la religión, que cambió la faz del mundo y produjo una nueva civilización? En el arte ¿qué serán para ti las obras maestras de la Edad Media y de los tiempos modernos, si no conoces el motivo que las ha inspirado y las ideas religiosas que ellas contienen?

En las letras ¿puedes dejar de conocer no sólo a Bossuet, Fenelón, Lacordaire, De Maistre, Veuillot y tantos otros que se ocuparon exclusivamente de cuestiones religiosas, sino también a Corneille, Racine, Hugo, en una palabra a todos estos grandes maestros que debieron al cristianismo sus más bellas inspiraciones? Si se trata de derecho, de filosofía o de moral ¿puedes ignorar la expresión más clara del Derecho Natural, la filosofía más extendida, la moral más sabia y más universal? –éste es el pensamiento de Juan Jacobo Rousseau-.

Hasta en las ciencias naturales y matemáticas encontrarás la religión: Pascal y Newton eran cristianos fervientes; Ampere era piadoso; Pasteur probaba la existencia de Dios y decía haber recobrado por la ciencia la fe de un bretón; Flammarion se entrega a fantasías teológicas.

¿Querrás tú condenarte a saltar páginas en todas tus lecturas y en todos tus estudios? Hay que confesarlo: la religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización y es ponerse fuera del mundo intelectual y condenarse a una manifiesta inferioridad el no querer conocer una ciencia que han estudiado y que poseen en nuestros días tantas inteligencia preclaras.

Ya que hablo de educación: ¿para ser un joven bien educado es preciso conocer y practicar las leyes de la Iglesia? Sólo te diré lo siguiente: nada hay que reprochar a los que las practican fielmente, y con mucha frecuencia hay que llorar por los que no las toman en cuenta. No fijándome sino en la cortesía en el simple ‘savoir vivre”, hay que convenir en la necesidad de conocer las convicciones y los sentimientos de las personas religiosas. Si no estamos obligados a imitarlas, debemos por lo menos comprenderlas para poder guardarles el respeto, las consideraciones y la tolerancia que les son debidas. Nadie será jamás delicado, fino, ni siquiera presentable sin nociones religiosas.

Querido hijo: convéncete de lo que digo: muchos tienen interés en que los demás desconozcan la religión, pero todo el mundo desea conocerla. En cuanto a la libertad de conciencia y otras cosas análogas, eso es vana palabrería que rechazan de ordinario los hechos y el sentido común.

Muchos anti-católicos conocen por lo menos medianamente la religión; otros han recibido educación religiosa; su conducta prueba que han conservado toda su libertad.

Además, no es preciso ser un genio para comprender que sólo son verdaderamente libres de no ser cristianos los que tienen la facultad de serlo, pues, en caso contrario, la ignorancia les obliga a la irreligión. La cosa es muy clara: la libertad exige la facultad de poder obrar en sentido contrario. Te sorprenderá esta carta, pero precisa hijo mío, que un padre diga siempre la verdad a su hijo. Ningún compromiso podría excusarme de esa obligación.

Recibe, querido hijo, el abrazo de TU PADRE.

·

Impresionante!

“Te sorprenderá esta carta, pero precisa hijo mío, que un padre diga siempre la verdad a su hijo. Ningún compromiso podría excusarme de esa obligación.”

“Muchos anti-católicos conocen por lo menos medianamente la religión; otros han recibido educación religiosa; su conducta prueba que han conservado toda su libertad.”

” no es preciso ser un genio para comprender que sólo son verdaderamente libres de no ser cristianos los que tienen la facultad de serlo, pues, en caso contrario, la ignorancia les obliga a la irreligión.”

” la religión está íntimamente unida a todas las manifestaciones de la inteligencia humana; es la base de la civilización y es ponerse fuera del mundo intelectual y condenarse a una manifiesta inferioridad el no querer conocer una ciencia que han estudiado y que poseen en nuestros días tantas inteligencia preclaras.”

Fue asesinado 3 días antes del comienzo de los enfrentamientos de la Primera Guerra Mundial, por su decidida oposición a la violencia y a la guerra.

Su asesino fue puesto en libertad al año siguiente al fin de la guerra.

Todo mi respeto a este hombre coherente.

04/05/2011

Riccardo Muti: El arte de la dirección musical

El maestro director de orquesta Riccardo Muti nos deleita con un breve discurso sobre qué es la dirección musical, en la recepción del reconocimiento como “Músico del Año” de América Musical.
Toda una lección de comunicación.

01/05/2011

May Feelings IV (TOTUS TUUS. ¡A la santidad por María!)


There are secrets that deserve to be revealed
Hay secretos que merecen ser desvelados

(By Belomasán. Suscríbete a su canal en Youtube)

01/05/2011

Poesia al 22 Mayo, elecciones

He recibido por email este poema.

Espero que se den por aludidos los susodichos:

Por traicionar a la Nación
Que te eligió Presidente,
Por destruir la ilusión
De tanta gente decente…
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Por los niños abortados
Por tus leyes inmorales
Por sus cuerpos destrozados
Por sus almas inmortales
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Porque no salen las cuentas
derrochando en tanto vicio
Por llevar a España a tientas
directos al precipicio…
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Por reabrir viejas heridas
que costó cicatrizar
de aquella guerra perdida
que ahora pretendes ganar…
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Por todas tus veleidades
de aprendiz de dictador
Porque compras voluntades
con un cheque al portador…
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Por esos cinco millones
de españoles en el paro
Por dejarles sin amparo
sin aportar soluciones.
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Porque te juzgue la historia
sin obviar los tribunales
Por tus hechos criminales
sin posible escapatoria…
POR ESTAS Y OTRAS RAZONES
TE ESPERO EN LAS ELECCIONES

Porque eres un mamarracho
Porque de tí no me fío
Porque ya has pillado cacho
y no te vas de vacío…
YA NO TE DOY MAS RAZONES
¡¡ TE ESPERO EN LAS ELECCIONES!!

¡A ver si es verdad!

26/04/2011

Beatificación Juan Pablo II – Información y documentos

  • Sigue la Ceremonia de beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II en directo.
    Haz clic aquí.
     
  • Semblanza biográfica oficial de Juan Pablo II (la que será leída ante el Papa Benedicto XVI durante la ceremonia de beatificación).
    Haz clic aquí.
     
  • Programa y documentos de la beatificación de Juan Pablo II.
    Haz clic aquí.
     
  • “¡No tengáis miedo!…” Recorrido por un papado.
    Haz clic aquí.
     
  • En memoria de Juan Pablo II en el aniversario de su muerte.
    Haz clic aquí.
     
24/04/2011

La persecución de los cristianos – Entrevista a César Vidal


Javier Somalo realiza un especial de Debates en Libertad el Viernes Santo abordando con César Vidal la persecución que viven los cristianos en pleno siglo XXI.
Duración: 1:47h

Related Articles

22/04/2011

Seguimos con el Valle de los Caidos

Únete a la ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL VALLE DE LOS CAÍDOS. Una muestra de las joyas fotográficas de su sitio Facebook. No dejemos que nos lo arrebaten.

 

¡Por la libertad de culto, por la libertad religiosa, por la cultura y la historia, todas ellas con mayúsculas!

 


Firma por la libertad religiosa:

21/04/2011

Carroll Quigley – Un historiador ¡¿desconocido!?

Comparto dos textos de este sorprendente autor: “Tragedy & Hope, A History of the World in Our Time” y “The Anglo-American Establishment” (no existen traducciones al castellano, al menos hasta dónde he podido averiguar).

El primer título data de 1.966. En el prólogo (de Michael L. Chadwick, Former Professional Staff Member, Subcommittee on the Constitution, Committee on the Judiciary, U. S. Senate and Director of the National Bicentennial Program  on the U. S. Constitution, Washington, D. C.) Michael L. Chadwick narra su encuentro fortuito con el libro en una librería de obras antiguas:

Five years later I was meandering through a used bookstore and stumbled upon this giant book. I picked up the book, blew the dust off and opened it to a page where the author stated that:

“…[T]he powers of financial capitalism had another far-reaching aim, nothing less than to create a world system of financial control in private hands able to dominate the political system of each country and the economy of the world as a whole. this system was to be controlled in a feudalist fashion by the central banks of the world acting in concert by secret agreements arrived at in frequent private meetings and conferences. The apex of the system was to be the Bank for International Settlements in Basle, Switzerland, a private bank owned and controlled by the world’s central banks which were themselves private corporations….”

…For the last two and one half centuries wealth and power have been concentrating in the hands of fewer and fewer men and women. This wealth is now being used to construct and maintain the World Empire that is in the last stages of development. The World Empire is partly visible and partly invisible today

…he knows and I know that what I have just written is true. However, most people do not want to know that such a Machiavellian group of men, spread strategically throughout the world, really exists. They prefer to believe that all is well and that we are traveling down the road to world peace, global interdependence and economic prosperity. This is not true.

The above professor describes the network I have just described in elaborate detail—far too elaborate for most people. That is why I am truly surprised that it was ever published. The above fictional account of its publication may not be far from the truth. The contents of the above book will probably astound most people. Most people will undoubtedly not believe the professor. That will be a great mistake. Why? Because many of the tragedies of the future may be avoided with proper action.

The apathy and indifference of people in the Western World to the suffering, torture, misery, bondage and death of millions and millions of people around the world in the years ahead may be one of the greatest tragedies of the twenty first century
(lo remarcado en negrita es mío)

Un breve curricula de Carrol Quigley, al final de prólogo:

 …Carroll Quigley was a professor of history at the Foreign Service School of Georgetown University. He taught at Princeton and at Harvard. He had done extensive research in the archives of France, Italy, and England. He was a member of the editorial board of Current History. He was a member of the American Association for the Advancement of Science, American Anthropological Association and the American Economic Association. For many years he lectured on Russian history at the Industrial College of the Armed Forces and on Africa at the Brookings Institution. He was also a frequent lecturer at the U.S. Naval Weapons Laboratory, the Foreign Service Institute at the U. S. State Department, and the Naval College at Norfolk, Virginia. In 1958 he served as a consultant to the Congressional Select Committee which set up the National Space Agency. He was a historical advisor to the Smithsonian Institution and was involved with the establishment of the new Museum of History and Technology. In the summer of 1964 he was a consultant at the Navy Post-Graduate School, Monterey, California on Project Seabed. The project was created to visualize the status of future American weapons systems.

…In 1996 I published a 24 volume study entitled Global Governance in the Twenty First Century. The multi-volume work was the result of my extensive travels and research throughout the United States, Europe and Middle East. It fully collaborates the assertions and statements made by professor Carroll Quigley in Tragedy and Hope. It is my sincere hope the reader will take the time to carefully peruse and ponder the words of this rather remarkable book. And afterwards, I hope the reader will have a desire to thoroughly read and ponder the contents of Global Governance in the Twenty First Century.

 

Se tomen sus obras absolutamente en serio, o se lean con cierta desconfianza, lo cierto es que no dejan de sorprender las revelaciones vertidas en ellas.

A continuación teneis el enlace al primer libro en Scribd y el segundo incrustado para su lectura, así como el enlace para acceder directamente a la fuente.

Tragedy & Hope, A History of the World in Our Time

 

The Anglo-American Establishment


20/04/2011

maslibres.org (iniciativa en HO por la libertad religiosa)

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Desgraciadamente, es la pregunta que más oiremos o recibiremos por email, o en nuestro muro, o TT o RT, … en los próximos días, semanas, meses, …:

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Un derecho fundamental, tan básico e inherente al “ser” “humano” de todo ser humano; el derecho al sentir, al vivir su religiosidad, su comunión con Dios en comunidad con los hermanos, está siendo atacado, vulnerado por aquellos que se han erigido a sí mismos en paladines de la libertad (tiranía y esclavitud), de la igualdad (tabla rasa) , del progresismo (añejo anti-Dios, atávico anti-cristianismo), de una intelectualidad (petrificada y miope), …

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Yo acabo de hacerlo. En el sitio que HazteOir.org ha preparado a tal fin. Un sitio de alerta de vulneraciones a la libertad religiosa desde todos los estamentos de esta, nuestra sociedad:
maslibres.org

¿Has firmado ya por la libertad religiosa?

Lo que está en juego no es sólo nuestra libertad, no es sólo la vulneración de nuestros derechos, …;

lo que está en juego es el futuro de nuestros hijos, de la generación que nos seguirá, de las generaciones siguientes.

¿Vamos a condenarles a vivir su fe en catacumbas de nuevo; a expresarla en locales o domicilios clandestinos?

¡Que Dios les dé (nos dé a todos) la fuerza, la fidelidad, la docilidad a su Palabra y su Amor, para conseguir dar testimonio de su Hijo hasta el final!

20/04/2011

Algo escrito en la tierra

En el blog de Bruno Moreno en Infocatólica, Espada de doble filo, he leido algo que para mí ha resultado una auténtica joya de reflexión evangélica, digna de la más subida teología cristiana: la interpretación que hace Arturo Picatoste del pasaje evangélico en el que Jesús escribe en la tierra mientras espera respuesta de los que están dispuestos a lapidar a la mujer adúltera.

Una hermosa ligazón la que realiza Arturo Picatoste entre Jesús y las profecías del Antiguo Testamento. Una más, ya que el Antiguo Testamento no deja de ser una profecía de la venida del Redentor.

Os dejo con esta joya.


 

Algo escrito en la tierra
Por Arturo Picatoste

Todos conocemos el pasaje de Jesús con la mujer adúltera a la que querían lapidar. Lo más famoso de ese pasaje evangélico es la frase que se ha hecho popular: El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

Junto a dicho momento, hay otro momento muy singular y que siempre ha provocado curiosidad, ha llamado la atención, ha permanecido en la oscuridad como algo inexplicable, como si fuera un juego o algo sin importancia: Jesús antes y después de dicha frase contundente se pone a escribir algo en la arena, en el polvo del camino. El pasaje es exactamente así:

Mas Jesús se fue al monte de los Olivos. De madrugada, se presentó otra vez en el Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y se puso a enseñarles. Los escribas y fariseos le llevan una mujer sorprendida en adulterio, la ponen en medio y le dicen: «Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés nos mandó en la Ley apedrear a estas mujeres. ¿Tú qué dices?» Esto lo decían para tentarle, para tener de qué acusarle. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra. Pero, como ellos insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que tire la primera piedra». E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra. Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio. Incorporándose Jesús le dijo: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?» Ella respondió: «Nadie, Señor». Jesús le dijo: «Tampoco yo te condeno. Vete, y en adelante no peques más». Jn 8, 1- 11.

Como decimos, todo este pasaje tiene una riqueza teológica grandísima. Sin embargo, esa actitud de Jesús que repite en dos momentos, la de ponerse a escribir con el dedo en la tierra, siempre ha permanecido en la oscuridad, como si no tuviera sentido: «Cuando los escribas y fariseos se acercan a El para tentarle y tener de qué acusarle, le hacen una pregunta: Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir con el dedo en la tierra».

Pero ellos insisten. Parece que no captan o no quieren captar su respuesta con el gesto. Por eso, Jesús habla ahora con su voz: «Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra». Para inmediatamente, volver a hacer el mismo gesto: «E inclinándose de nuevo, escribía en la tierra».

Es decir, Jesús, da su respuesta clara y rotunda ante la que no pueden hacer nada, entre gesto y gesto, que es el mismo: escribir con el dedo en la tierra, en el polvo del camino. Podemos entender que el gesto y su frase forman un todo. Ambos aspectos se avalan entre sí, dándose fuerza mutuamente.

No es, en ningún caso, un gesto sin importancia, pues Jesús no hace ni dice nada al azar, porque sí. Todo lo que hace brota de lo más profundo de su Corazón. Ya nos enseñó que «La boca habla de lo que rebosa el corazón» (Mt 12, 34). Y los expertos en comunicación siempre han dicho que el ser humano se comunica más por el lenguaje corporal, por gestos, que por la misma palabra hablada.

Sin embargo, esos dos gestos de Jesús, los mismos de escribir con su dedo en la tierra, en el polvo del camino, no han sido comprendidos. La Biblia de Jerusalén en sus comentarios dice que queda oscuro el sentido de este gesto.

En mi humilde opinión, creo que el Señor me ha aclarado dicho gesto, pues encontramos plena luz al respecto en el capítulo 17, versículo 13 del Profeta Jeremías:

Señor, tú eres la esperanza de Israel,
todo el que te abandona quedará avergonzado.
El que se aparta de ti
quedará como algo escrito en la tierra,
porque abandonó al Señor,
al manantial de aguas vivas (Jer 17,13)

¿Qué podía significar el gesto de Jesús sino lo que el profeta Jeremías advirtió siglos antes? El que se aparta de ti quedará como algo escrito en la tierra. Jesús, el Señor, la esperanza de Israel, estaba en medio de su pueblo. Sin embargo, los escribas y fariseos le abandonaron: «Ellos, al oír estas palabras, se iban retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos; y se quedó solo Jesús con la mujer, que seguía en medio».

No le supieron reconocer, tener fe y lavar en su Corazón de Misericordia sus pecados: ante su Palabra, no tuvieron más remedio que abandonarle avergonzados, y así, con el gesto y con la Palabra de Jesús, se cumplió la Escritura:

Señor, tú eres la esperanza de Israel,
todo el que te abandona quedará avergonzado.
El que se aparta de ti
quedará como algo escrito en la tierra,
porque abandonó al Señor,
al manantial de aguas vivas (Jer 17,13)

Los escribas y fariseos y todos los que querían lapidar a esa mujer quedaron escritos en la tierra, porque su pecado, su falta de verdadero amor y de fe, les apartó del Señor, el manantial de aguas vivas: «Jesús puesto en pié, gritó: “Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba el que crea en mí”» (Jn 7, 37).


10/04/2011

Hoja I – La Rosa Blanca

Transcribo las primeras líneas de la primera hoja publicada por el grupo conocido como La Rosa Blanca (si no has leido su historia, o no has visto la película, te la recomiendo).
En memoria de ellos.

HOJA I

Nada es más indigno para un pueblo civilizado que dejarse “gobernar”, sin oponer resistencia, por una camarilla irresponsable que se deja llevar por sus bajos instintos.

¿No es cierto que, hoy en día, todo alemán honrado se avergüenza de su gobierno? ¿Quién alcanza a vislumbrar el alcance de la ignominia que sobrevendrá sobre nosotros y sobre nuestros hijos, cuando haya caído la venda de nuestros ojos y salgan a la luz del día los horrendos crímenes, que superan toda medida? Si el pueblo alemán está ya tan corrompido y descompuesto en su interior que, sin mover una mano, y por una temeraria confianza en las equívocas leyes de la historia, abandona lo más alto que posee el hombre, lo que le alza por encima de las demás criaturas: su voluntad libre de injerir en la rueda de la historia y someterla a su decisión racional, si los alemanes –exentos de toda individualidad- se han convertido en una masa sin espíritu y cobarde, entonces se merecen el hundimiento.

:::

No, no es nuestra España de hoy día (aunque lo parece, ¿verdad?).

A %d blogueros les gusta esto: